CONECTATE

La gran ayuda de un tope.

El olor de la orca - . .

La  gran ayuda de un tope.

Por: El olor de la orca

La población en general consideramos que con un tope dejará de haber accidentes, que los automovilistas, motociclistas y ciclistas, van a bajar su velocidad, que ya no pasaran de forma rápida frente a nuestras casas,  pero lo que realmente hacemos, es que los automovilistas aceleren de una manera más imprudente de tope a tope, el motociclista y ciclista los esquiven pasando por en medio de los topes o a uno de los costados, buscan el hueco para poder pasar sin detenerse, y con ello aumenta el riego de que atropellen a alguien que va saliendo de su casa, en conclusión en este caso el tope no es la solución.

Un tope o un conjunto de ellos detienen el crecimiento de una población o incluso de una regiónpor aumentar el tiempo de traslado, tiempo que puede ser vital en la conservación de un producto en buen estado, -frutas, legumbres, carne, etc.-Parando la economía, ya que difícilmente alguna empresa quiere establecerse en un lugar así y no solo no quieren establecerse sino que también la evitan, prefieren tomar autopistas o carreteras que no tengan tanto tope, afectando directamente al comercio –restaurantes, fondas, etc-, base de la economía de nuestro municipio.

Cada que se pasa un tope, se gasta más combustible, mismo que se quema y va directamente a la atmosfera, aumentando la contaminación, está comprobado que un vehículo gasta hasta tres veces más combustible en cada tope que pasa e incrementa el tiempo de traslado hasta en un 30%.

Todo parece planeado, todo parece ser que somos de los países que queremos salir del tercer mundo pero poniendo topes, un tope solo se ve en países tercermundistas, el tope real existe en las soluciones prontas de nuestras autoridades.

Debemos entender como sociedad y sobre todo como autoridad que el tope no debe ser físico, las autoridades deben dejar de permitir que alguien ponga un tope y por supuesto, ellos no ponerlos,  deben entender nuestras autoridades que un tope no es la solución, si queremos evitar accidentes y altas velocidades en nuestras calles y colonias, se deben implementar campañas de educación, cultura, civismo y concientización, así como un buen sistema de multas y la transparencia con que se maneje estos recursos de quien incumpla, podemos ser un municipio modelo, basado claro está en la transparencia de los recursos obtenidos por multas,  aunque claro esto es más difícil poner un tope.

Lo anterior planteado, se aúna a la igualdad de condiciones para toda la población, veamos un caso más de lo que provoca un tope, donde la autoridad motiva e ínsita a su barrio a que pongan topes en la mayoría de sus calles, el inspector del barrio de Santiago Mihuacan, A. García Azcué,  se siente orgulloso y cree haber cumplido con su deber al poner una serie de topes, claro siempre pensando en la familia, sus hijos no peligran más y corren menos riesgos de ser atropellados, solo se le olvido un pequeño detalle, pensar en sus vecinos -personas de la tercera edad y discapacitados- o tal vez si lo pensó y aun así los puso.

El tope no debe existir en las calles, mucho menos en la mente de gobernantes y gobernados.

Persona discapacitada tratando de movilizarse y detenido en cada tope que arbitrariamente colocó su inconsciente inspector Alejandro García Azcue Inspector del Barrio de Santiago Mihuacán.

 

2013. Zafra. Todos los derechos reservados